Usamos COOKIES para mejorar su experiencia de usuario. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. CERRAR AVISO Más información
FUENTE DEL ARCO - Portal Oficial del Excmo. Ayuntamiento
domingo, 23 julio 2017
Estas en: Inicio » Localidad » GASTRONOMÍA
LOCALIDAD

GASTRONOMÍA

Foto: Jamón

La gastronomía de Fuente del Arco, como la de otras poblaciones de la comarca, está presidida por la elaboración de jamones y embutidos de excelente calidad y curados en óptimas condiciones que proporcionan el enclave en la serranía donde se halla la población.

Platos tradicionales: escabeche de verduras, caldereta extremeña, migas y gazpacho (en verano). También destacan las carnes de caza, los espárragos, las setas y los peces.

En repostería destacan: roscos, gañotes o pestiños, flores, (dulces con miel), rococó (brazo de gitano), perrunillas y melendres, estos últimos elaborados con huevo, harina, matalauva y azúcar.

A continuación se indican algunas de las recetas más típicas:

Lechón

Lechón

Para tres kilos de Lechón.

INGREDIENTES:

  • 1 Cabeza de ajos.
  • 1 Puñado de sal.
  • 1 Cucharada de pimentón.
  • 1 Ramillete de tomillo y orégano.
  • 1 Litro de vino blanco.
  • 1 Vaso de Aceite

ELABORACIÓN:

Machacar los ajos con la sal, el pimentón, orégano y tomillo, y desacer en un poco de agua. Incorporar al lechón el machado y el vino.

Dejar macerar 24 horas. Remover de vez en cuando.

En una cazuela se pone el aceite y echamos el lechón con su adobo. Remover y dejar hasta que esté tierno y se haya consumido el vino.

Melendres (Felisa Paz)

Melendres

Para 12 huevos.

INGREDIENTES:

  • 12 huevos.
  • 4 Cascarones de aceite, o su equivalente.
  • Harina.
  • Azúcar.
  • Dos o tres mitades de naranja o limón exprimidos.

ELABORACIÓN:

Se baten los huevos, de forma habitual, en una cazuela, (uno de ellos se rompe con cuidado por la coronilla y se vacía por ese orificio). Este cascarón se utilizará después para medir el aceite). Una vez bien batidos, se incorpora el aceite y se le da vueltas mezclando (se puede añadir una puntita de cucharilla de café de bicarbonato; se mezcla bien y se va echando harina mientras se va removiendo, Cuando toma consistencia, hay que amasar con las manos hasta obtener una masa fluida y flexible. Se deja reposar de 15 a 20 minutos.

Después se van haciendo bolas de masa más gorditas que una nuez, (a gusto propio). Se colocan encima de la madera que generalmente se usa en la cocina y con un tubo algo grueso, de caña o madera, o en su defecto con una botella. Se extienden, haciéndolo rodar por encima de las bolitas, así quedan aplanadas y alargadas. Se cogen las dos puntas y se juntan de manera que queden soldadas; así queda la masa convertida en un tubo. Entonces se estira la parte de debajo con las dos manos, con cuidado de que no se rompa, dándole la forma característica del melendre. En ese momento ya tenemos el perol en el fuego con el aceite, pero previamente se habrán frito en él dos o tres mitades de limón o naranja ya exprimidas que, una vez fritas se sacan y se tiran. El aceite ha de estar caliente pero que no arrebate. Se deja caer el melendre moldeado por las manos, que han de estar untadas de aceite para que la masa no se pegue a ellas. Cuando esté frito, no demasiado, se saca y se pone de lado en un recipiente grande en el que habremos puesto, en el centro, un plato boca a bajo para permitir que escurran bien el aceite. Una vez terminados de freír se dejan enfriar un rato.

En un cazo se pone agua a calentar y se disuelve un poco de azúcar dándole vueltas hasta que se haga una almíbar clarita. Con un trocito de gasa o tela se va mojando en ella y pasándola por cada melendre. Un poquito después se espolvorean con azúcar, si puede ser molida.

En este preciso momento cuando se han enfriado un poco ya te puedes deleitar comiéndote este estupendo dulce, genuino de la extensa y deliciosa repostería de Fuente del Arco.

Rococó (Paco Delgado)

Rococó

INGREDIENTES:

  • 3 Huevos.
  • 100 gr. de harina.
  • 100 gr. de azúcar.
  • 1 Cucharada de levadura Royal.

ELABORACIÓN:

Precalentar el horno a 170º.

Batir las yemas con el azúcar hasta que estén cremosas; añadir la harina tamizada con la levadura, mezclar bien e incorporar las claras a punto de nieve.

Verter sobre la bandeja del horno forrada con papel de horno. Cocer entre 10 y 15 minutos, hasta que el bizcocho esté firme al tacto. Al sacarlo del horno queda así, un bizcocho muy esponjosito.

Sacamos con cuidado del papel el bizcocho y lo ponemos encima de un trapo y lo enrollamos mientras todavía está caliente para que vaya cogiendo la forma.

Dejar así hasta que se enfríe del todo.

Una vez frío rellenad de lo que queráis, normalmente de chocolate, flan o cabello de ángel.

Esta web ha sido financiada a través de la medida 413 del PDR Extremadura 2007-2013

Logos